¿Cómo te ayudo?
Search
Close this search box.

Importancia de los reactivos anticorrosivos para metales y tuberías       

reactivos anticorrosivos para metales y tuberias

Tabla de contenidos

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

La corrosión es una amenaza constante para los metales, especialmente para tuberías, calderas, circuitos de agua, sistemas de refrigeración, entre otros donde esta reacción química puede provocar grandes daños, pérdidas económicas, equipos fuera de servicio, inseguridad hacia los trabajadores, entre otros problemas que pueden evitarse con el uso de productos adecuados. Hoy te contaremos porqué es importante el uso de Inhibidores de corrosión, acompáñanos a leer. 

¿Qué es la corrosión?

La corrosión es una reacción electroquímica por la que los metales se deterioran con elementos del medio ambiente, haciéndoles perder sus principales características de dureza y resistencia. El óxido férrico es el producto derivado de la corrosión más común, el cual surge por la interacción del oxígeno y el metal.

Los componentes para que ocurra el proceso de corrosión se conocen como “La Celda de Corrosión” y son:

  • Ánodo. Es donde ocurre la oxidación del hierro.
  • Cátodo. Se reducen las propiedades del metal.
  • Electrolito. Agua o humedad del ambiente que conduce la corriente iónica.
  • Diferencia de potencial. Conecta al ánodo y al cátodo para que pasen los electrones.

Factores que pueden acelerar la corrosión

El oxígeno, la temperatura, la humedad, los contaminantes, gases y las características fisicoquímicas del agua son los seis factores principales que afectan la velocidad con la que se corroen los metales.

factores que provocan corrosión en metales

Cuando está presente el fenómeno de corrosión este puede avanzar en las partes interiores del tubo y con el tiempo provocar un adelgazamiento e insuficiencia en el ducto (pitting) lo que conlleva riesgos de contaminación del fluido que se transporta por la tubería, de filtraciones, y en los peores casos, hasta de explosiones o incendios si se trabaja con gases.

Control de la corrosión

Como hemos mencionado, la corrosión conlleva implicaciones de seguridad, económicas y de rentabilidad por las que se han desarrollado soluciones para el control de este fenómeno, protegiendo los metales susceptibles. En primera instancia, siempre se recomienda la elección de materiales resistentes a la corrosión para tuberías y productos expuestos a los factores corrosivos; sin embargo, el precio elevado y las condiciones particulares dificultan la elección de materiales más resistentes, por lo que es importante considerar otros métodos de prevención a la corrosión, tales como:

Inhibidores de corrosión

Los inhibidores son formulaciones químicas que disminuyen la velocidad de la corrosión cuando entra en contacto con el medio. Los inhibidores más conocidos son los anódicos y catódicos; los anódicos, también llamados pasivadores, son sustancias inorgánicas oxidantes que aumentan el potencial electroquímico del material que van a proteger; por su parte, los inhibidores catódicos controlan el pH del medio corrosivo, impidiendo que se produzcan las reacciones de reducción del metal. También contamos con inhibidores polivalentes anódico/catódico.

Recubrimientos orgánicos

Son pinturas a base de polímeros que resisten la degradación, por lo que se utilizan para recubrir el metal formando una barrera que impide la penetración del oxígeno y el agua, o bien, inhiben el proceso de corrosión al incrementar la resistividad iónica y eléctrica, cortando el ciclo de la corrosión.

recubrimiento anticorrosión para metales

Recubrimientos metálicos

Es un procedimiento que tiene el objetivo de brindar una protección extra a los metales sometidos a condiciones extremas de desgaste como el calor, esfuerzos metálicos, los rozamientos, el agua, gases, entre otros. Los métodos más utilizados para estos recubrimientos son el electroplating y el galvanizado; el electropating consiste en el uso de una corriente eléctrica externa para depositar una capa de material resistente a la corrosión sobre la superficie del metal; el galvanizado consiste en una sumersión en un baño de metal de recubrimiento, el cual tiene mayor potencial electroquímico como el zinc.

Recubrimientos no metálicos

Es un método que se utiliza en materiales pasivables y consiste en el uso de una corriente eléctrica para recubrir un material metálico con uno no metálico que impida que se dé el proceso de corrosión.

Estos son los sistemas más utilizados para el control de la corrosión, los cuales permiten un ahorro de dinero y evitan problemas de seguridad ante los riesgos de fugas o explosiones que conlleva el trabajo con gases peligrosos en instalaciones industriales.

En el catálogo de Pochteca encontrarás una amplia gama de soluciones contra la corrosión, que incrementarán la seguridad y eficiencia de las instalaciones donde se utilizan tuberías metálicas; en nuestro catálogo también contamos con reactivos anticorrosivos eficaces para sistemas de aguas residuales, calderas, circuitos de refrigeración, además, encontrarás aditivos para la formulación de productos para el tratamiento de agua, anti espumantes, anti incrustaciones, productos de limpieza, entre otros productos.

anticorrosivos para metales

Te invitamos a navegar por nuestra página web y utilizar el cotizador para encontrar los productos químicos industriales que necesitas, y si tienes dudas, escríbenos a través del chat en línea donde con gusto te atenderemos y resolveremos todas tus dudas.

Archivo
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email
Skype

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¿Tienes preguntas?

Otros países