¿Qué son los antiincrustantes y dónde se aplican?

Caracteristicas de los antiincrustantes

Durante los tratamientos de agua por osmosis inversa encontramos un problema común: las incrustaciones, que son depósitos de sales en las cuales se depositan una membrana de ósmosis inversa, que provocan que esta se obstruya y deje de cumplir su misión de filtrar y purificación el agua. En los radiadores de los vehículos, en las calderas, en los sistemas refrigerantes también podemos encontrar depósitos de sales las cuales perjudican el buen funcionamiento de estos equipos.

Hoy, en el blog de Pochteca te contaremos qué son los antiincrustantes, sus aplicaciones y los tipos de incrustaciones con los que pueden utilizarse.

¿Qué son los antiincrustantes?

Los antiincrustantes o inhibidores de incrustación son compuestos químicos que tienen la función preventiva de inhibir las incrustaciones, ya sea demorando, reduciendo o previniendo su formación de las sales presentes en el agua se depositen o precipiten en equipos como: membranas de ósmosis inversa, calderas, radiadores, sistemas refrigerantes y depósitos de agua.

Estos químicos se adicionan en pequeñas cantidades al agua para evitar daños al medio ambiente y a las personas o animales que beban el líquido.

Qué son los antiincrustantes

¿Qué son las incrustaciones?

Son sólidos y minerales retenidos, que se cristalizan y adhieren a la superficie, de modo que es prácticamente imposible retirarlos. Las incrustaciones más comunes son:

  • Carbonato de calcio.
  • Sulfato de calcio yeso.
  • Sulfato de bario.
  • Sulfato de Estroncio.
  • Carbonato ferroso.
  • Sulfuro ferroso.
  • Hidróxido ferroso

Además de las membranas de ósmosis inversa, estas incrustaciones aparecen en otras herramientas y dispositivos utilizados en las redes de tratamiento de aguas residuales, industriales o pluviales, y suelen producirse por la combinación entre los elementos que se encuentran presentes en el agua, e incluso con los químicos utilizados para el tratamiento y purificación del líquido.

Agua potable

Tipos de antiincrustante

Orgánicos

  • Ésteres orgánicos. Son los más efectivos para prevenir las incrustaciones de sulfato de calcio, se recomiendan en lugares donde la temperatura no supere los 100°C, los más comunes son los ésteres de fosfato y aminoésteres.
  • Ácido fosfónico. También llamado fosfonato es de origen orgánico y es uno de los más utilizados para incrustaciones de carbonato de calcio.
  • Polímeros orgánicos. Se utilizan en redes donde el agua circula a temperaturas de más de entre 100°C y 176°C, los más comunes son las poliacrilamidas y poliacrilatos.

Inorgánicos

  • Los más utilizados son formulaciones a base de fosfatos inorgánicos, que son sólidos que se disuelven de forma controlada y con mayor rapidez en el agua que los orgánicos. Aunque suelen ser más costosos, se pueden utilizar en diversos rangos de temperatura, como en circuitos de refrigeración.

Ventajas del uso de antiincrustantes

  • Previenen la sedimentación y deposición de suciedad sobre las superficies
  • Evitan la precipitación de sales orgánicas
  • Mantienen en buen estado las superficies de transferencia de calor
  • Son amigables con el medio ambiente
  • Reducen la cantidad de químicos utilizados para la limpieza del agua
  • Evitan la cristalización o crecimiento de cristales cuando han empezado a formarse y previenen su crecimiento
  • Evitan que se vuelvan a adherir cristales a depósitos o incrustaciones formadas
  • Facilitan la limpieza y mantenimiento de los equipos de tratamiento de agua

donde se aplican los antiincrustantes

Los antiincrustantes se pueden utilizar en cualquier etapa del proceso de tratamiento de aguas residuales o potabilización del agua, así como en diferentes equipos y superficies: tanques, cisternas, válvulas, tuberías, bombas, membranas de ósmosis inversa, entre otros. Lo más importante es conocer el tipo de compuestos presentes en el agua con la que se trabaja y la temperatura de trabajo para elegir el producto inhibidor de incrustaciones adecuado.

La limpieza de los sistemas de tratamiento de agua asegura un mejor rendimiento, una producción ágil y mayor vida útil de los componentes, ya que las incrustaciones provocan desgaste, además de la baja en productividad. Por esta razón, la elección de un antiincrustante ayudará a incrementar la rentabilidad, prolongar el tiempo de limpieza y mantenimiento, y ayudar a que las membranas y equipos duren años en vez de meses.

En Pochteca encontrarás una gran variedad de reactivos para el tratamiento de aguas residuales: coagulantes, floculantes, antiincrustantes, antipolvos, anticorrosivos, entre otros. Navega por nuestra página web y descubre todos los productos que tenemos para tu empresa, y si tienes dudas o necesitas ayuda en el proceso, escríbenos a través del chat en línea donde con gusto te atenderemos.

 

 

Archivo
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email
Skype

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Otros países